EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mié 17/08/2022

12:49
El Mercurio - Campo

Crianza de terneras en una producción de leche

Tras el destete, es necesario trabajar en la dieta de los animales, con el fin de fomentar su buen crecimiento.

Martes, 09 de julio de 2013 a las 8:30
Einar Vargas
Einar Vargas

Pasado el periodo de destete aumentan las posibilidades de que nuestras terneras puedan desarrollarse sin presentar ningún tipo de enfermedad. Por lo tanto, después de ese evento es necesario comenzar a trabajar en la dieta de los animales, con el fin de fomentar un buen crecimiento, para lo que se debe satisfacer sus necesidades nutricionales que se relacionan con la energía, proteína, minerales y vitaminas.

Al nacimiento…

Las terneras recién nacidas necesitan consumir al menos 4 litros de calostro de preferencia dentro de las primeras 6 horas de vida ya que de eso dependerá el desarrollo de su sistema inmune. El calostro, además, tiene un efecto laxante y estimula la función normal del tracto digestivo. Es la primera secreción de la glándula mamaria dentro de las primeras 24 horas después del parto. El calostro es muy importante ya que contiene una alta concentración de inmunoglobulinas que son proteínas de alta densidad que le servirán a la ternera como defensa inmunitaria. Para almacenar el calostro se recomienda hacerlo de 2 formas: la primera a través de refrigeración, sólo en el caso de que sea utilizado antes de una semana; y la segunda mediante congelamiento. En este caso el calostro puede ser conservado sin tener una baja significativa en su composición, en especial de inmunoglobulinas.

Dietas de iniciación de terneras

Este tipo de dietas deben ofrecer un alimento seco, ya que con esto se fomenta el desarrollo del rumen y permite que ese cambio de lactancia a destete sea más fácil. Por lo tanto, el consumo de este alimento días antes del destete es muy importante. En el mercado existen diferentes productos desde alimentos molidos hasta peletizados.

Otro de los factores a considerar es la palatabilidad del alimento, la presentación del alimento (polvo vs. pellet) e ingredientes en la mezcla (aceites vs. melaza). Las terneras, por lo general, prefieren los pellets acompañados de melaza. Los aceites, por su parte, son muy buenos para preparar un pellet de buena calidad, sin embargo, reducen la palatabilidad y, por ende, el consumo.

La disponibilidad del agua es muy importante ya que facilita la posibilidad de comenzar a fermentar concentrado y forraje. Una de las condiciones que favorece la fermentación de nutrientes es un medio acuoso. Por lo tanto, la ausencia de agua frena el desarrollo de microorganismos capaces de fomentar el desarrollo del rumen. Cuando las terneras tienen agua disponible, consumen más alimento, crecen más e incluso presentan menos cuadros de diarrea neonatal.

Aporte de alimento fibroso

El ofrecimiento de forraje en las dietas de terneras promueve el crecimiento de la capa muscular del rumen y mantiene la integridad de su epitelio. Normalmente de los 3 a 6 meses de edad la ración de la ternera debe tener entre 40 y 80% de forraje. Conforme van creciendo, la proteína en la dieta disminuye y la concentración de fibra puede ser aumentada. Se recomienda ofrecer forraje de buena calidad entre los 3 y 6 meses de edad (Cuadro).

Forrajes en dietas de novillas
Edad (meses)
03-Jun 07-Dic 13-18 19-22
Peso promedio (kg) 150 270 400 500
Consumo (kg/día) 3.2-4.0 5.4-7.3 7.7-9.5 10.-11.8
Forraje * (kg) 1.8-2.2 5.0-6.0 8.0-9.0 10-11-2013
Composición de la dieta (% materia seca)
Forrajes 40-80 50-90 60-100 60-100
Fibra 34 42 48 48
Proteína cruda 16 15 14 12
Calcio 0.5 0.4 0.3 0.3
Fósforo 0.3 0.3 0.2 0.2
* Ensilaje de maíz y gramíneas en madurez temprana

Consecuencias de un mal manejo en la dieta de terneras y novillas

Un déficit de nutrientes en la época de crecimiento de las novillas implica un bajo desarrollo de ubres, crecimiento pobre, un retraso en la presencia del primer celo y, por consecuencia, un retraso en el primer parto. Todo esto genera un problema económico en nuestro sistema lechero. Por otro lado, un exceso en nutrientes como la proteína cruda, podría provocar una mala implantación del embrión y problemas reproductivos en general.

Consejos prácticos

-El sistema de crianza de terneras y novillas debe asegurar un crecimiento sano en el cual los animales lleguen al peso deseado con la menor inversión posible.

-Asegurar el consumo de al menos 4 litros de calostro en animales recién nacidos de preferencia dentro de las primeras 6 horas de vida.

-Las terneras podrían ser destetadas a las 6 semanas si consumen cuando menos 0.75 kg de concentrado al día.

-El crecimiento debe ser monitoreado periódicamente para asegurar que la estrategia de crianza sea la adecuada.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Optimizar el riego de praderas, disminuir la alimentación animal a base de soya o los estudios sobre el secuestro de carbono por parte del suelo son algunas de las medidas que permitirían lograr este objetivo. Para esto, será fundamental la participación de los productores.
El Mercurio
Una adecuada biofertilización, respetar el desarrollo de las praderas y un riego capaz de reponer el agua evapotranspirada son fundamentales para que las pasturas puedan llegar a esta época del año con buen pie, considerando que los últimos meses han generado tasas de crecimiento muy irregulares.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores